Publicado el

Planetas Enanos del Sistema Solar: Un paso a lo desconocido

planetas-enanos-sistema-solar

Cuando Plutón dejó de ser considerado un planeta, muchos nos preguntamos por qué había sucedido eso. Hasta ese momento creíamos que Plutón estaba sólo y no había más como él. Pero los planetas enanos estaban ahí, y habían llegado para quedarse.

Leyendo este artículo vas a comprender qué le pasó a Plutón, y qué significa que más planetas enanos como él existan.

Los planetas enanos son uno de los objetos más desconocidos del universo. Aquí conocerás qué son, cuántos hay, dónde están o incluso por qué existen.

Qué son planetas enanos

planetas-enanos-del-sistema-solar

Los planetas enanos no son tan grandes como los planetas normales, pero tampoco llegan a ser tan pequeños como un asteroide.

Un poco ambiguo, ¿no?

La primera vez que se definió a un planeta enano fue precisamente en 2006, cuando Plutón dejó de ser considerado como un planeta, y en el Sistema Solar pasó a haber 8.

Pero, ¿por qué dejó Plutón de ser considerado un planeta? ¿Sólo por ser de un tamaño menor al resto?

Lo cierto es que sí. Pero además, un planeta debe cumplir una serie de características para ser considerado como “planeta enano”.

Cómo son los planetas enanos

caracteristicas-planeta-enano

Según la Unión Astronómica Internacional (UIA), un cuerpo celeste ha de cumplir los siguientes requisitos para ser considerado como un planeta enano:

  • Un planeta enano debe estar en la órbita del Sol. Es decir, debe dar vueltas alrededor del astro central del Sistema Solar. En este punto no se deferencia en absoluto en relación al resto de planetas.
  • Su masa es, como mínimo, la necesaria para tener una gravedad propia y superar a la fuerza de cuerpo rígido. De esta forma adquiere equilibrio hidrostático. En otras palabras: tiene una forma esférica, o casi esférica. Al igual que los planetas comunes.
  • No es un satélite ni orbita ningún otro cuerpo a excepción del Sol. Muchos cuerpos que cumplen las condiciones de tamaño de los planetas enanos, orbitan otros cuerpos celestes, como es el caso de nuestra Luna, que orbita La Tierra.
  • No ha podido limpiar la vecindad de su órbita. Cuando un planeta evoluciona hasta un punto determinado, consigue vaciar su órbita de otros cuerpos. Bien atrayéndolos hasta pulverizarlos, alejándolos de su vecindad, o provocando que entren en su campo gravitatorio e induciéndolos a orbitarlos. En el caso de los planetas enanos, existen otros objetos independientes en su zona orbital.

como-son-los-planetas-enanos

De esta forma, la única diferencia notable entre un planeta enano y cualquier planeta, es el último punto mencionado. Los planetas enanos no han conseguido limpiar su órbita de otros objetos.

Con esto, podemos decir que cualquier planeta enano es potencialmente un planeta, en la medida que sea capaz de limpiar su órbita de otros objetos.

Planetas enanos del Sistema Solar

En el año 2005, con el descubrimiento de Eris, Plutón ya no era tan especial en el Sistema Solar, y tan sólo un año después, ambos planetas pasaron a ser considerados planetas enanos.

Cuántos planetas enanos hay

En la siguiente tabla puedes comparar el tamaño, y los años orbitales (tiempo que tarda en girar alrededor del Sol un planeta), de los planetas enanos del Sistema Solar.

Planeta enano

Tamaño (diámetro) Años orbitales
Ceres 970 km

4,599

Plutón

2.370 km 248,09
Eris 2.326 km

557

Makemake

1.420 km

309,88

Haumea 1.400 km

285

Ceres

Este es el más pequeño de todos los planetas enanos, y está mucho más cerca de nosotros que Plutón. Ceres se encuentra entre las órbitas de Marte y Júpiter, y debe su nombre a la diosa romana de la agricultura, la cosecha y la fecundidad.

ceres-planeta-enano

Desde que Guiseppe Piazzi lo descubrió en el año 1801, este cuerpo celeste ha pasado por todas las calificaciones posibles. En su descubrimiento, se creyó que era un cometa, más tarde un planeta, e incluso llegó a ser reconocido como el asteroide más grande descubierto por el hombre. En 2006, con la nueva categoría de planeta enano, por fin logró obtener su denominación definitiva.

Algunos astrónomos creen que bajo la capa de hielo que cubre la superficie de Ceres, podría haber agua líquida, lo que abriría la posibilidad de la existencia de vida en este planeta enano.

Su observación se antoja difícil por su débil magnitud, a no ser que se obtengan posiciones favorables de observación y con cielos extremadamente oscuros. En el año 2001, el telescopio Hubble obtuvo una fotografía del planetoide en la que, de forma difusa, se llegaba a distinguir un cráter sobre su superficie.

En 2002 también llegó a poderse observar desde la Tierra con binoculares gemelos, que amplían la imagen de objetos que se encuentran lejos.

Eris

Este es uno de los planetas enanos de más reciente descubrimiento. En 2005, un equipo del observatorio Palomar (California) descubría este cuerpo celeste que se encuentra en el disco disperso del  Cinturón de Kuiper.

planetas-enanos-eris

Eris fue clasificado entonces como plutoide, por tener su órbita más allá de Neptuno. Es el planeta enano con la órbita más amplia de todos, y por tanto, el más alejado. Su nombre Eris, fue así puesto en honor a la diosa griega de la discordia.

Tarda 557 años en dar una vuelta completa alrededor del Sol, tiene un diámetro de 2.326 km y posee un pequeño satélite conocido como Disnomia (diosa griega de la legalidad e hija de Eris)

disnomia-satelite
Foto de Eris y Disnomia (por el telescopio Hubble)

Al estar tan lejos del Sol, su temperatura superficial es inferior a los -200º centígrados, por lo que su atmósfera empieza a congelarse cerca de la superficie.

Haumea

Este planeta enano también es un plutoide (está más allá de Neptuno), y se encuentra en el Cinturón de Kuiper. Fue descubierto en el año 2003 en el observatorio de Sierra Nevada (España). Su masa es un tercio la de Plutón, y fue nombrada como Haumea en honor a la diosa hawaiana de la natalidad.

Tiene un diámetro de unos 1.400 km y tarda en torno a 285,4 años en dar la vuelta alrededor del Sol.

Su superficie, cubierta por una brillante capa de hielo, y presenta algunas alteraciones y cráteres cuyo origen todavía es desconocido.

haumea-planeta-enano

Su forma elipsoidal (similar a la de un balón de rugby), se cree que puede ser debida a la velocidad con la que rota sobre sí misma, y a su elevada densidad.

Se han observado hasta 2 satélites naturales que orbitan este plutoide. El más grande de los 2 tiene un diámetro de unos 310 km.

Makemake

Makemake es uno de los objetos más grandes del Cinturón de Kuiper. Fue descubierto en el año 2005 por el telescopio Hubble. Su nombre fue puesto en honor al dios Rapa Nui Make-Make.

makemake-planeta-enano

Tiene un diámetro de unos 1.420 kilómetros, algo más que la mitad de Plutón, y tarda 309,88 años en dar la vuelta alrededor del Sol.

En las observaciones astronómicas de este planeta enano, se ha apreciado que su superficie parece de un color rojizo, lo que podría indicar que está formada por metano congelado. Su temperatura se estima que es de unos -242ºC.

Este plutoide cuenta con un pequeño satélite de unos 175 km de diámetro.

Plutón

pluton-planeta-enano

Descubierto en 1930 y considerado como planeta hasta 2006, Plutón es el planeta enano más conocido de todos. Está situado muy próximo a la órbita de Neptuno.

Su diámetro es de 2.370 kilómetros y tarda 248 años en dar una vuelta alrededor del Sol.

Es el planeta enano con mayor número de satélites descubiertos, ya que cuenta con cinco: Hidra, Caronte, Nix, Estigia y Cerbero.

satelites-pluton

La sonda New Horizons obtuvo unas fantásticas fotografías en su paso por Plutón, gracias a las que se ha descubierto que cuenta con cadenas montañosas sobre su corteza de agua helada. Plutón cuenta además con una atmósfera azul.

Pocos saben que este plutino, que debe su nombre al dios romano (Hades para los griegos), fue considerado durante un tiempo como un satélite de Neptuno.

Por qué Plutón dejó de ser un planeta

Hasta el año 2006, los planetas del Sistema Solar eran 9. Fue en ese año cuando se tomó la decisión de excluír a Plutón de la lista oficial de planetas del Sistema Solar.

Esta elección vino acompañada de polémica, pero se alegó que Plutón no cumplía una de las condiciones necesarias para ser considerado un planeta: No había limpiado de otros objetos las vecindades de su órbita.

pluton-planeta-enano

Aunque cada vez está más normalizada, la situación de Plutón todavía sigue generando discrepancias entre los científicos. Y más, después de que la sonda New Horizons, en su paso por el pequeño planeta, haya detectado la presencia de 5 satélites orbitando Plutón, y además haya observado una atmósfera azul en él.

Esto indica que Plutón sí tendría capacidad para limpiar las vecindades de su órbita.

Planetas enanos descubiertos recientemente

Hasta ahora conocíamos un total de 13 planetas. Pero nada nos impide pensar que continuaremos descubriendo más con el paso de los años.

planetas-enanos-cinturon-kuiper

El Cinturón de Kuiper está tan repleto de objetos y es tan poco visible, que muchos astros se ocultan durante años hasta que podemos observarlos por primera vez desde nuestra perspectiva. Se estima que debe haber hasta 200 planetas enanos vagando por este lugar de los confines del Sistema Solar.

elgoblin-planeta-enano

En 2018, se descubrió un nuevo planeta enano en esa región. 2015 TG 387, que fue apodado como “El Goblin”, fue localizado a 80 UA de distancia.

Nada nos impide pensar que más como él continúan vagando por el espacio esperando a ser localizados.

Imágenes y nombres de planetas enanos

Muchas veces hablamos de planetas enanos y de sus nombres, pero no somos capaces de asociarlos a imágenes, ni de identificarlos con rapidez.

Para que los niños reconozcan planetas enanos, les es de gran ayuda por ejemplo, relacionar una imagen real del planeta (por abstracta que sea) con su nombre.

Aquí tienes una imagen en la que puedes identificar rápidamente a los planetas enanos del Sistema Solar.

imagenes-de-planetas-enanos

Otros planetas enanos

No hay que irse demasiado lejos para engrosar la lista de planetas enanos.

En el Sistema Solar, ya existen una serie de objetos que actualmente están considerados como asteroides, pero que perfectamente podrían pasar a denominarse planetas enanos.

Quaoar

quaoar-planeta-enano

Es un objeto que se encuentra en el Cinturón de Kuiper y tiene un tamaño ligeramente mayor que la mitad de Plutón (1.250 km de diámetro).

Su órbita es mucho más circular que la de Plutón y se acerca a 1,8 millones de kilómetros de Neptuno.

Sedna

A más de 13.000 millones de kilómetros se encuentra el objeto más distante jamás visto en la órbita del Sol. Sedna tarda más de 10.000 años en dar una vuelta alrededor del Sol, tras la cual se distancia hasta 130.000 millones de kilómetros de la estrella.

sedna-planeta-enano

Sedna es uno de los objetos más lejanos conocidos del Sistema Solar, que no sean los cometas de período largo.

La superficie de este objeto es similar a la de otros transneptunianos. Está formado por una mezcla de hielo y tolina con metano e hidrógeno congelados.

Su masa y tamaño todavía no se han podido estimar y algunos científicos aseguran que lo podríamos considerar como un planeta enano. Aunque todavía no se ha hecho.

Orcus

Orcus es un objeto del Cinturón de Kuiper descubierto en el año 2004 y desde esa fecha está en la lista de posibles candidatos a ser planetas enanos.

Publicado el

Los 7 mejores libros sobre el universo

los-mejores-libros-sobre-el-universo

Si te gusta el universo, es probable que hayas intentado buscar libros sobre astronomía en muchas ocasiones, pero no has conseguido decidirte por un libro en concreto por miedo a que fuera muy difícil de comprender.

Encontrar buenas obras sobre esta temática que sean entendibles para principiantes, no suele ser una tarea sencilla.

Aquí tienes 7 libros imprescindibles para empezar a leer sobre astronomía, sin tener que trabajar en el CERN para comprenderlos.

*Si prefieres escuchar hablar sobre estos mismo libros en lugar de leer el texto, también puedes reproducir este vídeo:

Cosmos de Carl Sagan

cosmos-carl-sagan

La clásica obra de Carl Sagan, basada en el programa que el divulgador rodó para televisión. Con más de 250 ilustraciones a todo color, este libro, a pesar del paso del tiempo, seguirá siendo básico para comprender el universo y sus leyes. 

Redactado con la fantástica habilidad de Sagan para ejemplificar, con las más simples banalidades, conceptos de lo más complejos.

15.000 millones de años de evolución cósmica, que hicieron posible que un polvo de estrellas fuese capaz de pensar sobre su origen.

El punto de vista de Sagan sobre la humanidad y el universo. Un libro imprescindible para cualquiera que se quiera aventurar a descubrir qué hay más allá de las puertas de casa. Uno de los mejores libros para empezar a interesarse por el universo.

La materia oscura y los dinosaurios de Lisa Randall

materia-oscura-dinosaurios-lisa-randall

¿Materia oscura y dinosaurios? ¿Que tienen que ver?

Lisa, es física teórica en la Universidad de Harvard. En este libro de vanguardia, se relacionan estos dos conceptos a través de un estudio realizado recientemente por la propia Randall.

Las extinciones de las especies sobre la Tierra son periódicas, y producidas por meteoritos que pueden proceder de la Nube de Oort. Pero, ¿qué es lo que empuja a estos meteoritos a la Tierra?

Este libro destaca por profundo, exhaustivo, didáctico, variado y sobre todo original. Todo esto hace de La materia oscura y los dinosaurios, un libro ideal para conocer más sobre el universo.

Otros libros de Lisa Randall

Brevísima historia del tiempo de Stephen Hawking

brevisima-historia-del-tiempo-stephen-hawking

El libro que hizo saltar a la fama a una de las mentes más brillantes del siglo XX. Este libro de divulgación sobre cosmología y estudio del universo, convirtió en icono al ya por entonces respetado físico británico.

A pesar del gran éxito de esa obra presentada en 1988, la complejidad de los conceptos explicados, resultaba de difícil comprensión para el público menos familiarizado.

Por ello, 20 años después, el profesor Hawking presenta Brevísima historia del tiempo. Una obra que pone los grandes misterios del universo y de la vida, al alcance de la comprensión del más común de los mortales.

Este es el libro destacado, y de más sencilla compresión del científico británico. El libro ideal de Hawking para principiantes en la materia.

Pero ha escrito muchos otros.

Otros libros de Stephen Hawking

El universo en tu mano de Christophe Galfard

el-universo-en-tu-mano-christophe-galfard

Christophe Galfard es un físico teórico francés, discípulo de Stephen Hawking y uno de los divulgadores científicos más reconocidos y respetados del mundo.

En El universo en tu mano, ganador del mejor libro de ciencia de 2015 en su país, Galfard te lleva de forma amena y actual por un viaje cósmico hacia los orígenes del universo.

Una lectura comprensible para cualquier inexperto, con un lenguaje entendible, tratando temas tan profundos como la cosmología o la física, ayudándose de perfectas metáforas.

En definitiva, una maravillosa introducción a la astrofísica, narrada por Galfard con la más contagiosa de las pasiones.

La partícula divina de Leon Lederman

la-particula-divina-leon-lederman

La partícula divina no es otra que el Bosón de Higgs. Tan fundamental en la comprensión de la física actual, como esquiva.

Escrito en lenguaje próximo y fácil de comprender, Leon Lederman, acerca en La partícula divina, de una forma didáctica e irónica, los últimos avances científicos en el campo al que se refiere.

Tiene el defecto de estar un poco desfasado en algunas cuestiones, pero sirve como perfecto contexto desde la historia del átomo, a la física de partículas.

En definitiva, es un texto entretenido y de lectura amena, y sin duda imprescindible para cualquier amante de la ciencia.

Hiperespacio de Michio Kaku

hiperespacio-michio-kaku

Una odisea científica a través de universos paralelos, distorsiones del tiempo, y la décima dimensión.

¿Hay más dimensiones en el universo?, ¿qué sucedió antes de la creación de todo?, ¿se puede acceder a universos paralelos? Estas cuestiones y otras son las que se plantea el físico teórico estadounidense en su obra Hiperespacio.

Michio Kaku explica de forma comprensible fórmulas imposibles para la gente de a pié.

Además, su narración atractiva y asequible para todos, hacen que este sea un libro de divulgación interesante para todo tipo de público.

El prestigio y reconocimiento de la comunidad hacia Michio Kaku es más que sabido. A parte de esta obra, que es la más recomendada para iniciarse en esta compleja temática sin sentirse abrumado, Michio también ha escrito otras muchas de gran interés.

Otras obras de Michio Kaku

El universo elegante de Brian Green

el-universo-elegante-brian-green

El siglo XX ha supuesto grandes avances en la comprensión del universo, como la teoría de la relatividad o la de la mecánica cuántica, que nos han permitido entender mejor la naturaleza que nos rodea.

Pero esto supone un reto todavía mayor.

El de unificar todas estas teorías en una sola. Una teoría que Albert Einstein persiguió durante 30 años y a la que llamó “teoría de supercuerdas”.

En el universo elegante, Green nos plantea cuestiones de esta complejidad, y lo hace, no sólo de forma amena, si no que también intrigante.

El esfuerzo que hace el autor por tratar de explicar las teorías más complejas del universo, es digno de alabanza.

Si lo que estás buscando es una lectura seria pero comprensible sobre las teorías del universo, debes empezar por  este libro.

Publicado el

Constelación de Hércules: Todo lo que querías saber

hercules-constelacion

El cielo nocturno está lleno de estrellas y constelaciones, pero muy pocos saben identificarlas, o explicar las maravillosas historias que tienen detrás.

La Constelación de Hércules es una de las grandes desconocidas, y lleva tras de sí una historia fascinante.

A continuación podrás conocerla.

Características

hercules-constelacion

La Constelación Hércules es la 5ª más grande de las 88 que existen en el firmamento. Y ya estaba considerada como tal en las listadas originalmente por Claudio Ptolomeo.

Hércules está representado en la constelación como un hombre arrodillado.

A pesar de que sus estrellas no son tan visibles como los de otras constelaciones, destaca su forma de cuadrilátero formado por estrellas de magnitud 3.

Dónde se encuentra la constelación de Hércules

Para encontrarla en el cielo nocturno, tan sólo es necesario identificar la conocida como Corona Borealis. Aunque la Corona no es muy visible, se puede llegar a ella gracias a la Constelación del Boyero, cuya estrella más brillante, Arturo, sí es fácil de identificar.

Una vez ubicado todo esto, se puede apreciar a Hércules fijándose en el cuadrilátero, conocido como el Trapecio de Hércules.

constelacion-hercules-posicion

Otra forma de observar a Hércules es por medio del triángulo de verano. Una de sus estrellas, Vega, es la estrella principal de la pequeña Constelación de Lira. La mítica lira de Hércules. Y ahí está, en el cielo, al alcance de su mano.

Cuándo se puede ver la Constelación de Hércules

Esta constelación no es visible todo el año. En el hemisferio norte se puede observar durante la primavera y el verano, y durante el invierno austral.

En las épocas en las que esta constelación está visible, se pueden apreciar en ella dos lluvias de meteoros. La Beta Hercúlidas y las Jil Hercúlidas.

Constelación de Hércules en vídeo

Si prefieres ver la Constelación de Hércules en formato vídeo, aquí te doy unas pequeñas pautas para poder encontrarla en el firmamento, y te cuento una pequeña parte de la historia de la constelación.

Si te gusta el vídeo, puedes aprovechar para suscribirte al canal de youtube.

Mitología

mitologia-constelacion-hercules

En la mitología griega, Hércules era el hijo bastardo de Zeus. El semidiós fue considerado como uno de los héroes más importantes de los griegos, por su fuerza sobrehumana, su coraje, su orgullo y su vigor sexual.

Hera, la mujer de Zeus, al enterarse del nacimiento de Hércules, juró matarlo. Y llevó a cabo parte de su venganza provocando que el semidiós se volviera loco. Durante su locura, Hércules mató a su esposa e hijos.

Después de la tragedia, Hércules buscó aliviar su culpa en el oráculo de Delfos, en el que se le reveló que podría redimirse cumpliendo una penitencia.

Los 12 trabajos de Hércules

La penitencia encomendada por su primo Euristeo, rey de Micenas, consistía en realizar 12 trabajos cuyo logro parecía imposible.

  1. Aniquilar al León de Nemea y arrancarle su piel: La piel de este animal era impenetrable por cualquier arma. Hércules mató al león estrangulándolo, y extrajo su piel con las garras del propio animal. El león de Nemea puede encontrarse también en el cielo, representado en la Constelación de Leo.
  2. Matar a la Hidra de Lerna: La Hidra del lago Lerna, era un monstruo de varias cabezas. En medio de la encarnizada lucha contra el monstruo, Hera, mandó un cangrejo a distraer a Hércules. Este lo mató, y la mujer de Zeus lo puso en el cielo en la Constelación de Cáncer.
  3. Llevar a Micenas a la cierva del monte Ménalo: La Cierva sagrada de Cerinia, tenía pezuñas de bronce y cuernos de oro. Había huido de su dueña Artemisa, y tras un año de persecución, Hércules pudo atraparla. La llevó a hombros a Micenas sin causarle ningún daño.
  4. Capturar al jabalí de Erimanto: Este animal era enorme, comía hombres, y tenía una fuerza tan increíble, que podía arrancar árboles con sus colmillos.
  5. Limpiar los establos de Augias: en un sólo día.
  6. Matar a los pájaros del Estínfalo: Estos pájaros de bronce eran carnívoros, y sus excrementos eran venenosos, por lo que echaban a perder los cultivos. Hércules espantó a los pájaros haciendo sonar el cascabel.
  7. Capturar al toro de Creta: Hércules capturó y llevó al toro, que estaba arrasando la isla, a Micenas. Este, tras ser liberado, comenzó a devastar todo lo que se encontraba a su paso, hasta que Teseo lo mató.
  8. Capturar a las yeguas devoradoras de carne de Diomedes: Diomedes solía alimentar a sus caballos con las visitas que recibía.
  9. Cortar el cinturón de Hipólita, reina de las amazonas: Hipólita falleció enfrentándose a Hércules.
  10. Capturar los bueyes del gigante de tres cuerpos, Gerión: Gerión era un gigante de 3 cabezas, 3 torsos y 6 manos. Matarlo, y robarle sus rebaños de bueyes rojos, fue uno de los trabajos más difíciles para Hércules
  11. Robar las manzanas de oro del jardín de las Hespérides: Las propias Hespérides, hijas de Atlas el titán, estaban vigiladas por el dragón Ladon. Hércules mató al dragón y Hera lo subió al cielo (Constelación de Draco).
  12. Traer a la Tierra al Cancerbero de las puertas del infierno: El perro de 3 cabezas, custodiaba la entrada para que quienes habían atravesado el río Styx, no trataran de huír. Hércules llevó el perro a Euristeo, quién no esperaba volver a verlo, completando así el último trabajo. Por tanto, el rey, no tuvo más remedio que liberarlo.

Qué hay en la Constelación Hércules

objetos-constelacion-hercules
© Torsten Bronger CC BY-SA 3.0

Al ser una de las constelaciones más grandes del cielo, aquí se pueden observar, en zonas de buena visibilidad, más de 250 estrellas, además de otros objetos.

Estrellas

La estrella más brillante de la constelación es Kornephoros (portador de la maza, como era conocido Hércules), también llamada Beta Herculis. Es una estrella gigante amarilla de magnitud 2,78, y que puede producir hasta 175 veces el brillo del Sol.

Ezeta Herculis es la segunda más brillante, y está situada a 35 años luz de nosotros. Es una binaria formada por una enana amarilla, y una subgigante amarilla.

14 Hércules, es una estrella que está orbitada por un exoplaneta que es 3,3 veces más masivo que Júpiter. Se encuentra a una distancia de 2,5 unidades astronómicas de su estrella.

Objetos

cumulos-globulares-constelacion-hercules

Hércules contiene dos objetos de gran relevancia.

M13 es el cúmulo globular más brillante de todo el hemisferio norte. Se cree que es uno de los más antiguos del universo, superando los 13.000 millones de años de edad.

M92, es otro de los cúmulos que se pueden ver en el interior de la Constelación Hércules. Este, también de los más brillantes del hemisferio norte, pero se le suele prestar mucha menos atención dada su proximidad con M13.

Además, también contiene galaxias espirales como NGC 6207 y NGC 6181. Y la galaxia elíptica NGC 6482.

En el interior de esta constelación también se pueden apreciar las nebulosas planetarias NGC 6210 y Abell 39.

 

 

Publicado el

La Nube de Oort: La frontera del Sistema Solar

asteroides-nube-de-oort

nube-de-oort-sistema-solar

Es probable que en algún lugar hayas oído hablar de la Nube de Oort, pero no tengas demasiado claro a qué se refiere. En este artículo vas a poder conocer en profundidad todo lo que significa que esta región en el espacio exista.

Qué es la Nube de Oort

La Nube de Oort es una gigantesca esfera situada en los límites del Sistema Solar. Está repleta de asteroides, cometas y demás objetos transneptunianos que orbitan el Sol. Tiene un tamaño de, aproximadamente, un año luz. Los cuerpos más alejados del Sol, dentro de la nube, están tan alejados que apenas llegan a recibir la influencia gravitatoria del Sistema Solar.

Características

nube-de-oort

Aunque en realidad su tamaño no está del todo definido, los científicos sí han llegado a la conclusión de que, la Nube de Oort, debe albergar varios billones de cuerpos de más de un kilómetro de diámetro.

La forma esférica de la que se habla, está determinada por la región exterior de la nube. Esta parte se encuentra poco ligada al Sol, y de allí proceden la mayoría de los cometas de período largo. Se estima que debe poseer 100 veces menos objetos que la región interior de la nube.

Cómo se descubrió

cometa-nube-de-oort

Erns Öpik fue el primero en considerar, allá por los años 30 del siglo XX, que los cometas que se acercaban al sol debían haberse formado dentro de una gran nube mucho más lejos. Fue en 1950, cuando el astrónomo Jan Oort, postuló su propia teoría. Los meteoritos no podían haberse originado cerca de la trayectoria que describían hacia el Sol. Puesto que, si su superficie se evapora al acercarse al astro, es lógico pensar que se tienen que haber formado en algún lugar mucho más alejado y frío.

Pero todo esto es teoría…

La Nube de Oort no ha podido ser observada. No la hemos visto. Pero Oort, dedujo su forma esférica, a partir de las diversas direcciones de las que procedían los cometas que hemos podido observar desde la Tierra.

Que contiene la Nube de Oort

nube-de-oort-distancia

Se cree, que los objetos que componen la Nube de Oort, fueron ahí depositados en épocas muy primigenias del Sistema Solar. De hecho, se debieron formar muy cerca del Sol. Sin embargo, la gravedad de los planetas gigantes, debió alterar la órbita de estos objetos. Hasta ubicarlos en la zona que se encuentran actualmente.

Para medir las distancias, hay que tener en cuenta que, 1 unidad astronómica es la distancia que separa la Tierra del Sol. Entonces, una unidad astronómica es igual a 149,598 millones de kilómetros (aproximadamente)

Por tanto, se pueden distinguir dos zonas en la nube de Oort.

  • Nube de Oort interior: Mide entre 2.000 y 20.000 UA (Unidades Astronómicas). En esta zona con forma de disco, se encuentran los objetos más relacionados con la órbita del Sol.
  • Nube de Oort exterior: Mide entre 20.000 y 50.000 UA. Son los objetos más alejados que están afectados por la gravedad del Sol. Aunque también se ven atraídos por otras estrellas, y la marea galáctica. Estos objetos de órbita amplia son los que dan la forma esférica a la nube.

De qué está formada

nube-de-oort-transneptunianos

Los meteoritos, cometas, asteroides y demás objetos transneptunianos que forman la nube, están compuestos principalmente por hielo, metano y amoníaco. Los astrónomos creen que cometas como el Halley, se formaron allí, al igual que algunos centauros y cometas de Júpiter.

La exploración de la Nube de Oort

nube-de-oort
Crédito: NASA Ames/W Stenzel; SETI Institute/D Caldwell

Hasta ahora, no hemos podido ni siquiera llegar con una sonda hasta este lugar de las afueras de nuestro Sistema Solar. La sonda Voyager 1, que es la que más lejos hemos enviado hasta la fecha, todavía tardaría unos 300 años en llegar hasta allí. Y 30 mil más en atravesarla. Es evidente que en esa fecha ya habrá dejado de transmitir información, y estará totalmente inutilizada.

Por ello, el misterio entorno a esta región de las afueras del Sistema Solar, de momento continuará presente, mientras no desarrollemos la tecnología necesaria para llegar hasta allí. O para poder observar mejor sus condiciones desde la Tierra.

Nube de Oort y cinturón de Kuiper asteroides-nube-de-oort

Tiende a existir una cierta confusión para el astrónomo inexperto, a la hora de hablar de la Nube de Oort y del Cinturón de Kuiper. Muchos suelen confundirlos, o incluso llegan a decir que son lo mismo.

Pero no es así.

El Cinturón de Kuiper es la región del Sistema Solar que está más allá de Neptuno. De hecho, si el último planeta del Sistema Solar no hubiese existido, habría sido posible que los objetos que forman esta región, se hubiesen juntado y formado un nuevo planeta. Pero la gravedad de Neptuno lo evitó.

Fue Gerard Kuiper, quien en los años 50, planteó la posibilidad de que hubiese una región más allá de Neptuno, de donde procedían los cometas que llegaban a la Tierra. Los astrónomos sabían que los cometas debían proceder de algún lugar, pero no tenían claro cuál, ya que sólo se tenía conocimiento de la existencia de Plutón.

A día de hoy, hemos identificado a más de 1.000 objetos en el Cinturón de Kuiper. Algunos son pequeños planetas helados como Plutón, e incluso tienen sus propias lunas. Se cree, que podría llegar a haber 100 veces más objetos de los que se han identificado ahí.

Pero todo esto no explica nada.

La principal diferencia entre el Cinturón de Kuiper y la Nube de Oort, es la distancia con el Sol. Makemake, que es uno de los pequeños planetas helados que hay en esta región se encuentra a 45 UA (unidades astronómicas) del Sol. Esta distancia, es relativamente baja en comparación a la Nube de Oort, que comienza en 2.000 UA en su región interior.

El tamaño de la Nube de Oort es muchísimo más grande que el del Cinturón de Kuiper.

 

Efecto de marea de la Vía Láctea sobre la Nube de Oort

nube-de-oort-cometa

Este efecto, es el que explica por qué los cometas se dirigen hacia el Sol desde un lugar tan lejano como la Nube de Oort.

El efecto es semejante al que sucede con la Tierra y la Luna. Es sabido que la fuerza gravitatoria que ejerce la Luna sobre nuestro planeta, levanta las mareas, y las baja, en función de la posición de la Luna sobre la Tierra. De modo que, en el momento en el que el Sol y la Luna se alinean sobre la Tierra, la fuerza gravitatoria es mayor, y las mareas crecen más.

Lo mismo sucede con la Nube de Oort y la Vía Láctea. El centro de nuestra galaxia, actúa sobre la Nube, de forma similar a la que lo hace nuestro satélite sobre los mares. De esta forma va generando deformaciones, al tirar de algunos objetos de la nube. Estos objetos transneptunianos, reciben cada vez una menor fuerza gravitatoria del Sol, pero continúan orbitándolo, ya que, siguen sintiendo una leve fuerza.

Esta pequeña fuerza es la que provoca que, al igual que sucede con los mares, la atracción se vea alterada, y algunos cuerpos celestes escapen de su órbita normal en la nube, y se dirijan hacia el Sol.

Aquí tienes este vídeo por si te has quedado con ganas de más.

Publicado el

Telescopio Astronomico Intey El mejor telescopio para principiantes del 2019

telescopio-astronomico

El telescopio astronómico Ultra alto claro de 70 mm es la elección recomendada por los expertos en astronomía, para comenzar a observar el universo. Su adaptabilidad, facilidad de montaje, calidad de imagen, y su imbatible relación calidad-precio, lo han convertido en el mejor telescopio para principiantes en el mundo de la astronomía en 2019. Perfecto para ver el relieve de la Luna, los anillos de Saturno e incluso animales en observación terrestre.

INTEY-Telescopio-Astronomico-Ultra-alto-Claro-De-70-MM

Características técnicas

  • Medida del telescopio: 47×29,5×15,5 cm
  • Peso del telescopio: 1,34 Kg
  • Tamaño de los oculares: 10 y 25 mm
  • Longitud focal: 400 m m
  • Apertura: 70 mm
  • Altura del trípode: Ajustable entre 40 y 104 cm
  • Protector de rocío
  • Capa antipolvo
  • Mochila para transporte

Mejores ofertas del telescopio Intey de 70 mm

Ventajas respecto a otros telescopios

telescopio-ajustable

A la hora de adquirir un telescopio, es importante conocer las ventajas que ofrece en relación a otros telescopios de su misma gama. En el caso del Intey telescopio astronómico Ultra-alto claro de 70 mm son las siguientes.

  • Montaje fácil e intuitivo: A pesar de haber telescopios mucho más caros y precisos, hay muy pocos que se monten tan rápido y en tan poco tiempo como este Intey. Además en caso de surgir cualquier problema a la hora de montarlo, este telescopio astronómico, ofrece una garantía de 24 meses y asegura la reposición de piezas en caso de ruptura o ausencia de las mismas.
  • Trípode ligero y versátil: El trípode incluido con el producto, combina su facilidad de movimiento y poco peso, con una firmeza sin igual en telescopios de esta gama. Esto es por su diseño en aluminio, que hace que el telescopio se aguante firme y seguro sobre este trípode. Además, no sólo sirve para aguantar el telescopio, si no que también se puede utilizar para sostener cámaras de fotos o vídeo.
  • Ideal para niños y principiantes: Nadie empieza en la astronomía sabiendo utilizar todos los aparejos, por ello, el telescopio astronómico ultra alto de 70 mm es la herramienta ideal para empezar a observar el universo. Su ligereza y facilidad de uso, hacen que sea perfecto para que los más peques empiecen a localizar y conocer los elementos más visibles del cosmos.
  • Mochila y accesorios: Complementando al propio telescopio, también se incluye una mochila que facilita su transporte de forma cómoda y eficiente. Aparte cuenta con diversos accesorios como el propio trípode, 2 oculares de 10 y 25 milímetros, la tapa antipolvo y el folleto de instrucciones de montaje en varios idiomas, entre ellos el español. Además de todo esto, puedes cumplimentar tu kit de iniciación con la guía de astronomía para principiantes en la que se muestran los conceptos básicos a la hora de observar el universo.
  • Incrementar la potencia del telescopio: Otro punto muy importante es que se puede incrementar la potencia de las lentes incluidas con el telescopio hasta 2 o 3 veces incorporando una Lente Barlow. Esto hará de tu telescopio una herramienta todavía superior, permitiendo acercar el ojo todavía más al objeto observado.
  • No sólo sirve para observar estrellas: Gracias a su fantástico ocular que no gira la imagen, el telescopio astronómico de Intey, se puede utilizar además para observar animales o cualquier tipo de objeto en la Tierra. Su lente es capaz de enfocar sin problemas hasta a 8 km de distancia, lo que hará que también puedas disfrutar de la potencia de este telescopio en pleno día.

Modelos del Telescopio Astronómico Intey en oferta

ver otras ofertas

Cómo montar tu telescopio astronómico Intey

Otra las ventajas de este telescopio y de todos los de la marca Intey es su fácil uso y montaje. En el siguiente vídeo, verás cómo se presenta el telescopio al abrir la caja que lo contiene, y cómo queda listo para su uso, una vez montado.

Antes de comprar el Intey telescopio astronómico ultra-alto claro de 70 mm debes saber esto

accesorios-del-telescopio-intey

Es un telescopio prácticamente perfecto para su gama, pero quiero que esta reseña sea lo más veraz posible, y solucionarte todas las dudas para que no te lleves ninguna sorpresa cuando recibas en tu casa el telescopio. Lo más importante que debes tener en cuenta, es que este es un telescopio de iniciación, no profesional. Por ello es la herramienta ideal para iniciarse y empezar a despertar interés por el universo y la observación astronómica.

Para poder observar el cielo nocturno como es debido, deberás alejarte de las grandes ciudades. La contaminación lumínica existente en estos lugares, provoca que no se puedan ver bien los elementos del cosmos. Para sacarle el mayor rendimiento a este telescopio es conveniente que lo utilices a unos kilómetros de grandes poblaciones, donde el cielo nocturno se ve con mayor claridad.

Hay que tener cuidado a la hora de manejar el telescopio puesto que la pieza que une el trípode con el tubo del telescopio vibra bastante. Una vez localizado el objeto que se quiere observar, se ha de tener cuidado en su manejo ya que cualquier movimiento brusco puede desestabilizar la posición y provocar que el objeto salga del campo de visión.

Más allá de todo esto, me gustaría volver a destacarte que es el telescopio idóneo para niños y principiantes en el mundo de la astronomía, y junto a la guía de iniciación a la astronomía, es el regalo ideal para esa persona que quiere comenzar a observar el universo con sus propios ojos.

Conclusión final: El mejor telescopio para principiantes

telescopio-terrestre

Perfecto por muchos motivos: El hecho de ser ligero, pero firme y versátil a la vez, hace que no sea necesario nada más que la mochila incluida para poder transportarlo. Su manejo sencillo y funcional permite que un cualquier inexperto en la materia pueda desenvolverse con el casi sin leer las instrucciones.

Por último, un gran punto a favor de este telescopio astronómico de Intey es su inigualable precio. Es un modelo económico que ha sido diseñado especialmente para principiantes, con productos de gran calidad y resistencia.

Los expertos en astronomía tienen una opinión muy clara: Recomiendan el Intey Telescopio Astronómico Ultra-Alto Claro de 70 mm como la mejor elección de este 2019  para principiantes.

Si estás buscando un telescopio para empezar a observar el universo, esta es tu mejor opción.

¡Cómpralo ahora con esta oferta de Amazon!

Publicado el

Como encontrar la Estrella Polar (Polaris)

Al contrario de lo que habitualmente creen los primerizos en el mundo de la astronomía, la estrella polar no es la estrella más brillante del cielo nocturno. De hecho a veces, los objetos más brillantes del cielo, suelen confundirse con planetas. Por ello su localización se antoja difícil, si no se sabe por dónde empezar a buscar. Sin embargo la estrella polar, o Polaris es bastante fácil de encontrar en el firmamento.

Cómo saber cuál es la Estrella Polar

Se dice que la estrella polar marca el norte, porque se encuentra prácticamente, sobre el polo norte, o lo que es lo mismo, sobre el eje de rotación de la Tierra. De este modo, si se observa la estrella polar desde el polo norte, estará justo encima, mientras que si se observa desde cualquier punto del ecuador,se ubicará justo en el horizonte.
Cualquiera que esté un rato mirando el cielo nocturno, se dará cuenta de que las estrellas, no están todo el tiempo en el mismo punto. Sino que se van moviendo de lugar. Todas las estrellas excepto la estrella polar son circumpolares, es decir, giran alrededor de un punto, que es la propia Polaris. Y que, por o tanto, funciona como eje de rotación de todo el arco celestial.

Cómo localizar la estrella polar

Lo primero de todo, es localizar la constelación de la Osa Mayor, también conocida como el carro, o la sartén. Desde las dos últimas estrellas de la Osa Mayor, trazaremos una línea imaginaria de, aproximadamente, 5 veces la distancia entre estas dos estrellas.
Llegaremos así a la estrella polar. Sabremos si hemos acertado, cuando esta estrella forme parte a su vez, de una pequeña constelación llamada Osa Menor. Que se asemeja bastante a la forma de un pequeño cazo. Pero está invertida con respecto a la Osa Mayor.
Reconocer la constelación de la Osa Menor, no es fácil. Dado que las estrellas que la forman, no son muy brillantes, y no llegan a verse desde núcleos urbanos demasiado contaminados. Sin embargo, el camino desde la Osa Mayor, es claro y sencillo.
Publicado el

Como diferenciar una estrella de un planeta a simple vista

Cuando dirigimos nuestra vista al cielo en un entorno que no tenga excesiva contaminación lumínica, se nos brinda ante nosotros un majestuoso mar de puntos de luz. Desde pequeños nos enseñan que cada uno de esas señales luminosas son estrellas. Pero en el cielo nocturno, hay otros muchos elementos brillantes y visibles desde la Tierra que no lo son. Galaxias, nebulosas o hasta la estación espacial internacional. Pero hay un elemento en concreto que suele confundirse fácilmente con estrellas muy brillantes, y eso son los planetas.

Para no confundir estos dos cuerpos celestes en un cielo con estrellas sólo es necesario saber una cosa. Las estrellas tintinean, esto quiere decir que su brillo es intermitente, cambia de intensidad. Si miramos al cielo y observamos cada uno de esos puntos sabremos que es una estrella cuando nos de la sensación de como si nos estuvieran guiñando un ojo. Las estrellas son bolas de gas incandescentes, en las que se están produciendo continuamente reacciones nucleares. Es por eso por lo que su brillo no es continuo y puede estar cambiando de intensidad. Y esos cambios se perciben desde aquí con ese tintine, y esa intermitencia en la potencia de su brillo. Por el contrario, el “brillo” de los planetas es constante. De hecho, los planetas no brillan, si no que reflejan la luz del Sol sobre su superficie, y por eso los podemos ver desde la Tierra. Los planetas son como espejos que reflejan el Sol. Y al estar tan cerca de nosotros, podemos percibir con mucha claridad esa luz que destellan.

Otra explicación es que las estrellas parpadean porque se encuentran a distancias muy lejanas en comparación con los planetas. Esta inmensidad de kilómetros provoca que cualquier turbulencia o residuo atmosférico altere la cantidad de luz que percibimos desde aquí, algo que no sucede con los planetas que están mucho más cerca. Los planetas están tan próximos que es muy difícil que algo lo suficientemente grande se cruce entre nosotros y ellos como para alterar esa cantidad de luz. Sin embargo, las distancias con las estrellas son casi incontables de los enormes que son. Y es por ello que todo tipo de elementos se pueden interponer en la trayectoria de su brillo hasta la Tierra, y provocar esa intermitencia anteriormente mencionada su resplandor.

Publicado el

El Goblin, el nuevo planeta encontrado en el Sistema Solar

elgoblin-planeta-enano

El ser humano es por naturaleza un ser de ego, que tiende a pensar que lo sabe todo. Pero en la inmensidad en la que estamos englobados en el espacio, todavía hay muchos secretos que se esconden a nuestro conocimiento. Incluso en nuestro propio Sistema Solar.

En este breve artículo, vas a conocer el último descubrimiento de nuestros científicos en los confines del Sistema Solar.

El nuevo planeta descubierto

Un grupo de científicos ha encontrado el pasado martes 2 de octubre de 2018, un planeta enano cuyo nombre es 2015 TG 387, pero al que han llamado “El Goblin”.

Este planeta se encuentra 2,5 veces más lejos que Plutón del centro de nuestro Sistema Solar. O lo que es lo mismo, 80 unidades astronómicas. Cabe recordar que una unidad astronómica en la distancia entre la Tierra y el Sol.

En busca del Planeta X

Los investigadores se han fijado que su órbita no se acerca lo suficiente a Neptuno, ni a ningún otro planeta gigante como para que la gravedad de este le afecte de una forma notable.

Así, es toda una incógnita saber qué es lo que mantiene en órbita a El Goblin.

El objeto se ha descubierto mientras se investigaba la existencia de otros planetas enanos desconocidos, y del planeta X.

Este estudio es uno de los mayores realizados en nuestra historia para encontrar astros lejanos en el Sistema Solar.

Los objetos que vamos encontrando, son como migas de pan que nos deberían terminar dirigiendo al Planeta X en cuestión.

Igual que Hansel y Gretel, cuantas más migas encontremos, más cerca estaremos de ese misterioso objeto gigante que está alterando la órbita de los objetos del Cinturón de Kuiper. Y así, mejor comprenderemos el Sistema Solar exterior.

Cuando demos con el Planeta X, será un descubrimiento que sin duda redefinirá nuestro conocimiento y comprensión de la evolución del Sistema Solar.

Publicado el

Saturno

Saturno es el segundo planeta más grande y con mayor masa después de Júpiter, y el único del sistema solar que tiene un sistema de anillos visible. Saturno al igual que todos los planetas que están después de Marte, es gaseoso, y se caracteriza por sus brillantes anillos. En la época en la que todavía no había telescopios, Saturno se consideraba el planeta más alejado del Sol ya que era visible a simple vista, y por la falta de tecnología no se podía observar más allá.

Curiosidades de Saturno

Si se mira con detenimiento, Saturno se ve claramente achatada por los polos dado que gira a una velocidad tremenda. Como comentábamos anteriormente, Saturno es uno de los cuatro gigantes gaseosos. Todos estos planetas tienen anillos aunque ninguno de ellos tan visibles como los de Saturno. Su núcleo de roca se encuentra dentro de una gran bola de gas que contiene hidrógeno, helio y metano. Su apariencia clara hace que irradie más calor del que recibe del Sol, al igual que sucede con algunos otros gigantes gaseosos de nuestro sistema solar. Un día en Saturno dura 10,23 horas, esto significa que cada poco más de 10 horas da una vuelta sobre sí mismo, es decir, sobre su eje. Esto implica que un día en la Tierra son algo más de dos en Saturno. Sin embargo no ocurre lo mismo si nos ponemos hablar de la órbita, ya que Saturno se encuentra más lejos del Sol que la Tierra. Lo cual hace que un año en la Tierra son aproximadamente 29,5 años en Saturno. Esta gran bola de gas no sólo tarda mucho más tiempo en dar la vuelta al Sol que la Tierra si no que lo hace a una temperatura muchísimo más gélida. De media en superficie, Saturno se encuentra a -139ºC. Además, es el único planeta del Sistema Solar que tiene una densidad inferior que el agua. esto significa que si Saturno cayera sobre un océano lo suficientemente inmenso como para contenerlo flotaría sobre el transparente líquido.

Las lunas de Saturno

Saturno tiene al menos 62 satélites con órbitas aseguradas. La luna más grande de Saturno es Titán, y es la única de todo el sistema solar qué cuenta con una atmósfera considerable. Los satélites de Saturno se han ido descubriendo poco a poco, de hecho, en el año 2004 fueron hallados 12 nuevos, cuyas órbitas nos hacen pensar qué son partes de objetos mayores que fueron atraídos por la gravedad de Saturno. La sonda Cassini consiguió imágenes en el año 2013 de los anillos más periféricos del planeta, en las cuales se percibían algunas perturbaciones. No fue hasta hace poco cuando se aclaró que se trataba de una nueva luna que se estaba formando y que no media más de un kilómetro.Dicho satélite fue bautizado como Peggy. Entre las 62 lunas, algunas se pueden diferenciar fácilmente, ya que tienen distinta forma, diferente masa, y proceden de distintos lugares. Algunas de ellas son duras, sin embargo otras están cubiertas por un manto de partículas congeladas, hay otras porosas y blandas, y algunas otras tienen valles o incluso grandes cordilleras. Lo que es común a todos y cada uno de este satélites, son los profundos cráteres que las habitan, fruto del impacto de todo tipo de objetos espaciales. Algunos de los satélites de Saturno como Dione y Tetis, se aprecia un claro indicativo de actividad geológica y su superficie  se resquebraja. Otras lunas parece que son cachos de satélites más grandes qué chocaron, se rompieron, y se dividieron para ahora formar otros más pequeños como pueden ser Jano y Epimeteo. Fue a mediados del siglo XVII cuándo Christiaan Huygens vio por su pequeño telescopio la primera luna de Saturno y la llamo Luna Saturni. Este satélite visto por primera vez en 1656 es el que ahora conocemos como Titán. Posteriormente, Giovanni Cassini descubrió cuatro lunas más: Jápeto, Rea, Dione y Tetis. A finales del siglo XVIII, fue William Herschel, quién se sumó a los hallazgos y consiguió observar a Mimas y Encelado. De esta forma, poco a poco se fueron descubriendo más y más lunas del gigante gaseoso. Hasta que, cuando en 1997, se lanzó la misión Cassini Huygens, con el objetivo de investigar los satélites del planeta de los anillos ya se conocían 18 lunas. Esta misión fue todo un éxito y actualmente se conocen 62 satélites que orbitan alrededor de Saturno.

Los anillos de Saturno

Fue Galileo el primero en observar los anillos de Saturno en el año 1610, solo que creyó que eran satélites del planeta, ya que sus aparatos todavía eran muy anticuados. Fue 49 años más tarde cuando Huygens, con un equipo mucho mejor los vio claramente, y no tuvo lugar a dudas de que esos eran los anillos de Saturno y no lunas. Fueron necesarios 200 años más para que Maxwell demostrara con fórmulas matemáticas, que esos anillos que se observan por el telescopio, estaban formados por partículas. Antes de este año, en 1859, se creía que eran sólidos. Sin embargo, en 1850 Edouard Roche ya había hecho una aproximación, mientras estudiaba el efecto de la gravedad de los planetas sobre y sus satélites. Y estimó que cualquier material que se encontrara más cerca que 2,44 veces el radio del planeta que orbita, no se podía juntar para hacer un cuerpo sólido, ya que sino se rompería. Y lo mismo sucedería con cualquier cuerpo sólido de por sí, que traspasase esa barrera. Se desquebrajaría fruto de la gravedad del planeta. Podemos llegar a saber la composición de los anillos de Saturno por los restos de cometas y asteroides que nos llegan a la Tierra. El tamaño de los elementos que forman estos anillos es muy variable. Pueden encontrarse desde partículas del tamaño de un grano de arena, a otras más grandes que una casa. Gran parte del material que forma estos elementos que forman los anillos de Saturno es hielo. Además, podemos saber la que son elementos bastante jóvenes porque, si así no lo fueran, estarían completamente oscurecidos por el polvo estelar y no brillarían. Entonces, este brillo que emiten nos confirma que se trata de partículas jóvenes.

¿Cómo ver Saturno por un telescopio?

Observar fotos reales de Saturno visto desde la Tierra es una maravilla. Sin embargo, quizás no sabías que no es necesario un gran telescopio para ver Saturno con tus propios ojos. De hecho, con la ayuda de unos simples prismáticos astronómicos de 10×50, puedes llegar a diferenciar los anillos del planeta, así como sus lunas mayores como puede ser el caso de Titán. Cualquier aficionado a la astronomía puede disponer de un telescopio de 70mm con el que se puede ver con sorprendente nitidez cualquier planeta como Marte, Júpiter o Saturno, así como la Luna o algunas lunas de los planetas mencionados. Está claro que con este tipo de aparatos, no lograrás la calidad del telescopio Hubble para ver el universo. Pero podrás, si observas desde un lugar oscuro y sin contaminación, ver elementos cercanos del espacio con tus propios ojos.

Publicado el

Supernova

 

Cuando una estrella más masiva que el sol llega al final de su vida y explota en forma de supernova, es uno de los fenómenos más violentos que se puede observar en el universo. Lo que ocurre en la muerte de una estrella es que esta esparce sus elementos por la galaxia en la que se encuentra. A pesar de lo destructivo que suena, las explosiones de supernovas, también son una parte muy importante de la evolución de la galaxia y de los sistemas planetarios, justamente por el papel que desempeñan esos elementos que se desprenden en la explosión.

¿Cómo se forma una supernova?

Para hacernos una idea de lo violenta y energética que es una supernova, sabemos que en el momento de la explosión, sólo esa estrella puede superar el brillo de toda la galaxia en la que se encuentra. Un instante que dura muy poco tiempo, pero que emite en ese preciso momento una energía superior a la que el Sol genera a lo largo de toda su vida. Una energía tan fuerte que se impone al fulgor de toda su propia galaxia.

Se calcula que de media, en la Vía Láctea, se produce una supernova cada 50 años aproximadamente. En el global del universo observable, se estima que cada segundo explota una estrella en alguna de las galaxias que hay.

Tipos de supernova

Se pueden distinguir en supernovas de tipo 1 y de tipo 2. En realidad la diferencia está en qué elementos hay presentes en el momento en que se produce la explosión de la estrella. En las de tipo 1, las estrellas no tienen hidrógeno, y en las de tipo 2 sí. Además dentro de las supernovas de tipo 1 también hay una diferencia importante, y es que las supernovas de tipo 1a, son una candela estándar. Una candela estándar es, un fenómeno astronómico, la explosión de una estrella en este caso, que nos permite calcular con una enorme precisión la distancia a la galaxia, o a otras estrellas la galaxia.

Cómo funciona una supernova de tipo 1a

Este tipo de supernovas sólo pueden darse en sistemas binarios, es decir, con al menos dos estrellas. Lo que ocurre es que una de las estrellas del sistema binario le roba materia a su hermana, y cuando acumula una cantidad de masa demasiado alta, se desestabiliza y explota. Subrahmanyan Chandrasekhar, fue un astrónomo y matemático indio que descubrió que hay un límite a partir del cual la estrella que está absorbiendo energía se desestabiliza y explota.

El límite Chandrasekhar, que así se llama, se produce cuando el sol alcanza 1,4 veces su masa. Cuando llega a esa cifra, lo que sucede es que la estrella se desestabiliza y explota. De esta forma, se puede calcular cual es su brillo máximo. Por tanto, si se observa la explosión de una supernova de tipo 1a en una galaxia lejana, es suficiente con medir el brillo observado en el momento de la explosión, y relacionándolo con el brillo máximo que debería tener, se puede llegar a la distancia a la que se encuentra.

Supernova 1b,1c y 2

Las supernovas de tipo 1b y 1c, junto con las de tipo 2 son un tipo de supernova más clásica en el sentido de supernova que nos imaginamos todos al oír esa palabra. Sencillamente una estrella muy masiva que colapsa sobre sí misma y termina explotando por su falta de estabilidad.

La diferencia entre las de tipo 1b y 1c y las de tipo 2 es que en las primeras no hay presencia de hidrógeno, sin embargo en la de tipo 2 si. Pero todas tienen en común la misma forma de explosión en supernovas, que es colapsar sobre sí mismas. En las supernovas de tipo 2 también hay diferentes tipos. Aquí la diferencia radica en la curva de luz. Simplemente observamos la luminosidad de una estrella y cómo va cambiando a lo largo del tiempo, y en función de como se distribuya dicho brillo, es una supernova de un tipo 2 u otro.

Estrella de neutrones

Desde hace poco se sabe también, que la colisión de dos estrellas de neutrones, que es un fenómeno que se llama kilonova, produce una cantidad de oro y de plata superior al de una supernova. Y de igual forma, los elementos que los componen, proceden de estrellas que se murieron hace muchísimo tiempo y que explotaron en forma de supernova para esparcir sus elementos por todo el universo.

Una estrella de neutrones, tiene más o menos la misma masa que el Sol, pero toda contenida en una esfera de tan sólo unos 20 kilómetros de diámetro. Una variación de estas estrellas de neutrones, son las conocidas como púlsares, que pueden llegar a girar sobre sí mismas miles de veces por segundo.

 

¿El sol es una supernova?

El Sol no es lo suficientemente masivo para explotar en forma de supernova. El destino del Sol es diferente. Dentro de aproximadamente unos 5.000 millones de años, cuando nuestro astro haya agotado todo el combustible que le queda, se convertirá en una gigante roja, y posteriormente, una vez pase esta fase, lo que quedará será el núcleo del Sol. Más tarde, ya sin sus capacidades, se enfriará a lo largo del tiempo, y será lo que se conoce como una enana blanca.

Por tanto, sabemos que el sol no es lo suficientemente masivo para explotar en forma de supernova. De hecho, la mayor parte de las estrellas que existen en el cosmos, no son tan grandes como para explotar en forma de supernova.

Las enanas rojas, que son alrededor de las tres cuartas partes de las estrellas de nuestra Vía Láctea, son más pequeñas que el Sol, y por tanto tampoco tienen esa capacidad. En realidad hay pocas estrellas en la galaxia que puedan finalizar su existencia explotando en forma de supernova.

¿Cómo explota una supernova?

Lo más importante que hay que tener en cuenta para saber por qué explota una supernova, es que, es una estrella que tiene entre 8 y unas 50 veces la masa del sol. Una estrella a lo largo de su vida fusiona el hidrógeno y lo convierte en helio. En las estrellas muy masivas, lo que sucede, es que después de quemar todo ese hidrógeno y convertirlo en helio, inician otra fase en la que se fusiona el helio y se siguen produciendo otros elementos.

Lentamente, lo que va ocurriendo, es que la estrella se convierte en una especie de cebolla gigantesca, en la que en cada capa está formada por distintos componentes. En el exterior está el hidrógeno, después viene la capa de helio, debajo de está el carbono, nitrógeno, oxígeno, neón, silicio y muchos más elementos hasta llegar al núcleo. En las estrellas más masivas, lo más habitual es que sea un núcleo de hierro puro.

Llegados a este punto, la estrella no es capaz de seguir con el proceso de fusión, ya que la fusión de dichos elementos requiere más energía de la que genera. Es decir, hasta la fusión del hierro, el proceso dentro de la estrella le da más energía de la que necesita para fusionar la materia. Con el hierro ya no sucede lo mismo, y a partir de ahí, cuando se fusionan muy por encima del hierro, se acepta la muerte de la estrella.

Cuando el núcleo deja de fusionar un elemento como el hidrógeno, se contrae, la temperatura sube, y comienza a fusionar el siguiente elemento si es suficientemente masiva para ello. En el caso de estas estrellas, no hay nada que pueda detener ese colapso, y el núcleo termina implosionando sobre sí mismo. Justo después de esto, se produce una explosión. Todo pasa en apenas segundos, de hecho en una fracción de segundo. Algo extraño cuando en el universo todo parece tan lento, pero es un proceso que dura muy poco tiempo, y que provoca que la estrella explote y esparza todos los elementos, y todas esas capas de materia, por la galaxia y por sus alrededores.

¿Puede extinguir la vida una supernova?

Parece lógico creer que la explosión de una estrella tiene que ser un fenómeno tremendamente violento, sin embargo, podemos estar tranquilos, ya que no existe ninguna estrella lo suficientemente cerca de la Tierra como para que esta pudiera explotar en forma de supernova, y poner en peligro la vida en la Tierra tal y como la conocemos.

Se calcula que la distancia para que eso pueda pasar es de unos 50 años luz, y a esa distancia alrededor del Sol, no existe actualmente ninguna estrella que tenga la capacidad de explotar en forma de supernova. Una explosión de este calibre es catastrófica, no sólo para el sistema en el que está, si no que también para estrellas cercanas.

¿Qué pasa después de una supernova?

Las capas exteriores que vemos en una supernova, salen disparadas y se esparcen por todo el universo. Lo que queda son el núcleo compacto de la estrella (un agujero negro en caso de que la estrella sea lo suficientemente masiva para ello), o sino, también puede quedar una estrella de neutrones.

La supernova más famosa

La supernova más conocida seguramente sea la nebulosa del cangrejo. Es el fruto de una supernova que se produjo en el año 1054. Fue documentada por astrónomos chinos y también por varios astrónomos de América. Los datos que tenemos de los estudiosos de esa época nos cuentan cómo se vio, y cuál fue el impacto que tuvo en la sociedad. Los astrónomos chinos escribieron sobre como la estrella (la supernova) fue visible durante 30 días en el cielo en las horas de dia, y acerca de cómo permaneció en ese mismo cielo durante unas 600 noches. Esto son prácticamente dos años en el firmamento nocturno, como una estrella más que brillaba con mayor intensidad.

También se produjo una supernova en 1987 que tuvo lugar en las afueras de la nebulosa de la tarántula, en la Gran Nube de Magallanes.

El papel de las supernovas en la vida

Las supernovas son una parte esencial de que haya vida en la tierra, de hecho, no sólo de que haya vida en la tierra, sino de que la tierra exista. Todo lo que se encuentra en el Sistema Solar, es posible sólo gracias a la muerte de estrellas que vivieron hace miles de millones de años. Es por eso que las supernovas tienen un papel no sólo catastrófico, sino que también son una parte esencial para que el universo pueda evolucionar y pueda surgir la vida.

En la explosión de una supernova se producen más elementos, no sólo se destruye, sino que también pueden nacer nuevos elementos, entre ellos el oro o la plata. Si tienes un anillo o unos pendientes de oro, es posible que se hayan originado en la explosión de una supernova hace miles de millones de años.

Las supernovas, por tanto, no son sólo fenómenos destructivos, si no que también han provocado que nosotros podamos tener vida tal y como la conocemos.

¿Cuándo es la próxima supernova?

A pesar de que la media en la que se producen las supernovas en la Vía Láctea es de unos 50 años, es más que probable que durante nuestra vida, no podamos ver explotar a ninguna estrella, ya que si esta explosión se produjera mañana en una estrella a 10 mil años luz, la propia luz de esa explosión, no llegaría hasta nosotros hasta dentro de 10 mil años. De lo que si estamos seguros es de que la muerte y el colapso de las estrellas, es muy positivo para el universo, ya que produce nuevos elementos que serán recogidos por una nueva estrella, y esto es bueno para la vida, porque necesitamos elementos como el oxígeno, el hierro etc.

Existe una predicción realizada por el astrofísico Larry Molnar que afirma que se producirá una supernova en 2022, que ocupará el cielo nocturno hacia la constelación del cisne. En este estudio cuenta que, la explosión dejará un nuevo punto de luz en el manto nocturno, que se podrá ver como se ve la estrella polar. A pesar de lo magnífico que sería el evento, nada nos hace concluír que la predicción del científico pueda ser verídica, así que la única opción para poder ver una supernova en el cielo con nuestros propios ojos, es esperar.

¿Qué significan las supernovas?

Las estrellas nacen, crecen y después, después qué, ¿se mueren? ¿Desaparecen tranquilamente en la noche? ¿O se van de golpe? La respuesta se halla en algún lugar entre aquí y el final del universo. A miles de años luz de nuestra casa, nubes luminosas suspendidas en el espacio circundan lo que una vez fue una estrella como nuestro sol. Y lo que queda de ella son estos gases de colores brillantes. Elementos formados por la fusión nuclear en lo más profundo de la estrella, liberados en el espacio en su muerte. Helio e hidrógeno, verde y violeta. Estas son las substancias básicas del universo. Nitrógeno y oxígeno, rojo y azul. Los pilares de la vida sobre la Tierra. Para que vivamos, estrellas como esta tuvieron que morir. El oxígeno en nuestros pulmones, el nitrógeno en nuestro ADN. Todo fue producido por una fusión nuclear en estrellas que murieron incluso mucho tiempo antes de que la Tierra naciera. Estamos hechos de residuos nucleares estelares.

Nuestro árbol genealógico comienza ahora. Y en el centro. El fantasma de la estrella. Como un enano blanco, blanco y caliente. Pequeño pero increíblemente denso. Sus átomos se fusionaron y se pegaron unos a los otros, haciéndose tan densos que una cucharadita de este enano blanco podría llegar a pesar una tonelada. Es una premonición escalofriante del destino de nuestro Sol. Dentro de 6 mil millones de años se convertirá en un enano blanco. Su muerte marcará el fin de la vida sobre la Tierra. Si no hemos acabado nosotros con ella antes. Hace que te preguntes como tantos otros mundos han nacido y muerto. Cuántas historias no se habrán contado. Cuántos libros se habrán perdido para siempre…