Publicado el

Planetas Enanos del Sistema Solar: Un paso a lo desconocido

planetas-enanos-sistema-solar

Cuando Plutón dejó de ser considerado un planeta, muchos nos preguntamos por qué había sucedido eso. Hasta ese momento creíamos que Plutón estaba sólo y no había más como él. Pero los planetas enanos estaban ahí, y habían llegado para quedarse.

Leyendo este artículo vas a comprender qué le pasó a Plutón, y qué significa que más planetas enanos como él existan.

Los planetas enanos son uno de los objetos más desconocidos del universo. Aquí conocerás qué son, cuántos hay, dónde están o incluso por qué existen.

Qué son planetas enanos

planetas-enanos-del-sistema-solar

Los planetas enanos no son tan grandes como los planetas normales, pero tampoco llegan a ser tan pequeños como un asteroide.

Un poco ambiguo, ¿no?

La primera vez que se definió a un planeta enano fue precisamente en 2006, cuando Plutón dejó de ser considerado como un planeta, y en el Sistema Solar pasó a haber 8.

Pero, ¿por qué dejó Plutón de ser considerado un planeta? ¿Sólo por ser de un tamaño menor al resto?

Lo cierto es que sí. Pero además, un planeta debe cumplir una serie de características para ser considerado como “planeta enano”.

Cómo son los planetas enanos

caracteristicas-planeta-enano

Según la Unión Astronómica Internacional (UIA), un cuerpo celeste ha de cumplir los siguientes requisitos para ser considerado como un planeta enano:

  • Un planeta enano debe estar en la órbita del Sol. Es decir, debe dar vueltas alrededor del astro central del Sistema Solar. En este punto no se deferencia en absoluto en relación al resto de planetas.
  • Su masa es, como mínimo, la necesaria para tener una gravedad propia y superar a la fuerza de cuerpo rígido. De esta forma adquiere equilibrio hidrostático. En otras palabras: tiene una forma esférica, o casi esférica. Al igual que los planetas comunes.
  • No es un satélite ni orbita ningún otro cuerpo a excepción del Sol. Muchos cuerpos que cumplen las condiciones de tamaño de los planetas enanos, orbitan otros cuerpos celestes, como es el caso de nuestra Luna, que orbita La Tierra.
  • No ha podido limpiar la vecindad de su órbita. Cuando un planeta evoluciona hasta un punto determinado, consigue vaciar su órbita de otros cuerpos. Bien atrayéndolos hasta pulverizarlos, alejándolos de su vecindad, o provocando que entren en su campo gravitatorio e induciéndolos a orbitarlos. En el caso de los planetas enanos, existen otros objetos independientes en su zona orbital.

como-son-los-planetas-enanos

De esta forma, la única diferencia notable entre un planeta enano y cualquier planeta, es el último punto mencionado. Los planetas enanos no han conseguido limpiar su órbita de otros objetos.

Con esto, podemos decir que cualquier planeta enano es potencialmente un planeta, en la medida que sea capaz de limpiar su órbita de otros objetos.

Planetas enanos del Sistema Solar

En el año 2005, con el descubrimiento de Eris, Plutón ya no era tan especial en el Sistema Solar, y tan sólo un año después, ambos planetas pasaron a ser considerados planetas enanos.

Cuántos planetas enanos hay

En la siguiente tabla puedes comparar el tamaño, y los años orbitales (tiempo que tarda en girar alrededor del Sol un planeta), de los planetas enanos del Sistema Solar.

Planeta enano

Tamaño (diámetro) Años orbitales
Ceres 970 km

4,599

Plutón

2.370 km 248,09
Eris 2.326 km

557

Makemake

1.420 km

309,88

Haumea 1.400 km

285

Ceres

Este es el más pequeño de todos los planetas enanos, y está mucho más cerca de nosotros que Plutón. Ceres se encuentra entre las órbitas de Marte y Júpiter, y debe su nombre a la diosa romana de la agricultura, la cosecha y la fecundidad.

ceres-planeta-enano

Desde que Guiseppe Piazzi lo descubrió en el año 1801, este cuerpo celeste ha pasado por todas las calificaciones posibles. En su descubrimiento, se creyó que era un cometa, más tarde un planeta, e incluso llegó a ser reconocido como el asteroide más grande descubierto por el hombre. En 2006, con la nueva categoría de planeta enano, por fin logró obtener su denominación definitiva.

Algunos astrónomos creen que bajo la capa de hielo que cubre la superficie de Ceres, podría haber agua líquida, lo que abriría la posibilidad de la existencia de vida en este planeta enano.

Su observación se antoja difícil por su débil magnitud, a no ser que se obtengan posiciones favorables de observación y con cielos extremadamente oscuros. En el año 2001, el telescopio Hubble obtuvo una fotografía del planetoide en la que, de forma difusa, se llegaba a distinguir un cráter sobre su superficie.

En 2002 también llegó a poderse observar desde la Tierra con binoculares gemelos, que amplían la imagen de objetos que se encuentran lejos.

Eris

Este es uno de los planetas enanos de más reciente descubrimiento. En 2005, un equipo del observatorio Palomar (California) descubría este cuerpo celeste que se encuentra en el disco disperso del  Cinturón de Kuiper.

planetas-enanos-eris

Eris fue clasificado entonces como plutoide, por tener su órbita más allá de Neptuno. Es el planeta enano con la órbita más amplia de todos, y por tanto, el más alejado. Su nombre Eris, fue así puesto en honor a la diosa griega de la discordia.

Tarda 557 años en dar una vuelta completa alrededor del Sol, tiene un diámetro de 2.326 km y posee un pequeño satélite conocido como Disnomia (diosa griega de la legalidad e hija de Eris)

disnomia-satelite
Foto de Eris y Disnomia (por el telescopio Hubble)

Al estar tan lejos del Sol, su temperatura superficial es inferior a los -200º centígrados, por lo que su atmósfera empieza a congelarse cerca de la superficie.

Haumea

Este planeta enano también es un plutoide (está más allá de Neptuno), y se encuentra en el Cinturón de Kuiper. Fue descubierto en el año 2003 en el observatorio de Sierra Nevada (España). Su masa es un tercio la de Plutón, y fue nombrada como Haumea en honor a la diosa hawaiana de la natalidad.

Tiene un diámetro de unos 1.400 km y tarda en torno a 285,4 años en dar la vuelta alrededor del Sol.

Su superficie, cubierta por una brillante capa de hielo, y presenta algunas alteraciones y cráteres cuyo origen todavía es desconocido.

haumea-planeta-enano

Su forma elipsoidal (similar a la de un balón de rugby), se cree que puede ser debida a la velocidad con la que rota sobre sí misma, y a su elevada densidad.

Se han observado hasta 2 satélites naturales que orbitan este plutoide. El más grande de los 2 tiene un diámetro de unos 310 km.

Makemake

Makemake es uno de los objetos más grandes del Cinturón de Kuiper. Fue descubierto en el año 2005 por el telescopio Hubble. Su nombre fue puesto en honor al dios Rapa Nui Make-Make.

makemake-planeta-enano

Tiene un diámetro de unos 1.420 kilómetros, algo más que la mitad de Plutón, y tarda 309,88 años en dar la vuelta alrededor del Sol.

En las observaciones astronómicas de este planeta enano, se ha apreciado que su superficie parece de un color rojizo, lo que podría indicar que está formada por metano congelado. Su temperatura se estima que es de unos -242ºC.

Este plutoide cuenta con un pequeño satélite de unos 175 km de diámetro.

Plutón

pluton-planeta-enano

Descubierto en 1930 y considerado como planeta hasta 2006, Plutón es el planeta enano más conocido de todos. Está situado muy próximo a la órbita de Neptuno.

Su diámetro es de 2.370 kilómetros y tarda 248 años en dar una vuelta alrededor del Sol.

Es el planeta enano con mayor número de satélites descubiertos, ya que cuenta con cinco: Hidra, Caronte, Nix, Estigia y Cerbero.

satelites-pluton

La sonda New Horizons obtuvo unas fantásticas fotografías en su paso por Plutón, gracias a las que se ha descubierto que cuenta con cadenas montañosas sobre su corteza de agua helada. Plutón cuenta además con una atmósfera azul.

Pocos saben que este plutino, que debe su nombre al dios romano (Hades para los griegos), fue considerado durante un tiempo como un satélite de Neptuno.

Por qué Plutón dejó de ser un planeta

Hasta el año 2006, los planetas del Sistema Solar eran 9. Fue en ese año cuando se tomó la decisión de excluír a Plutón de la lista oficial de planetas del Sistema Solar.

Esta elección vino acompañada de polémica, pero se alegó que Plutón no cumplía una de las condiciones necesarias para ser considerado un planeta: No había limpiado de otros objetos las vecindades de su órbita.

pluton-planeta-enano

Aunque cada vez está más normalizada, la situación de Plutón todavía sigue generando discrepancias entre los científicos. Y más, después de que la sonda New Horizons, en su paso por el pequeño planeta, haya detectado la presencia de 5 satélites orbitando Plutón, y además haya observado una atmósfera azul en él.

Esto indica que Plutón sí tendría capacidad para limpiar las vecindades de su órbita.

Planetas enanos descubiertos recientemente

Hasta ahora conocíamos un total de 13 planetas. Pero nada nos impide pensar que continuaremos descubriendo más con el paso de los años.

planetas-enanos-cinturon-kuiper

El Cinturón de Kuiper está tan repleto de objetos y es tan poco visible, que muchos astros se ocultan durante años hasta que podemos observarlos por primera vez desde nuestra perspectiva. Se estima que debe haber hasta 200 planetas enanos vagando por este lugar de los confines del Sistema Solar.

elgoblin-planeta-enano

En 2018, se descubrió un nuevo planeta enano en esa región. 2015 TG 387, que fue apodado como “El Goblin”, fue localizado a 80 UA de distancia.

Nada nos impide pensar que más como él continúan vagando por el espacio esperando a ser localizados.

Imágenes y nombres de planetas enanos

Muchas veces hablamos de planetas enanos y de sus nombres, pero no somos capaces de asociarlos a imágenes, ni de identificarlos con rapidez.

Para que los niños reconozcan planetas enanos, les es de gran ayuda por ejemplo, relacionar una imagen real del planeta (por abstracta que sea) con su nombre.

Aquí tienes una imagen en la que puedes identificar rápidamente a los planetas enanos del Sistema Solar.

imagenes-de-planetas-enanos

Otros planetas enanos

No hay que irse demasiado lejos para engrosar la lista de planetas enanos.

En el Sistema Solar, ya existen una serie de objetos que actualmente están considerados como asteroides, pero que perfectamente podrían pasar a denominarse planetas enanos.

Quaoar

quaoar-planeta-enano

Es un objeto que se encuentra en el Cinturón de Kuiper y tiene un tamaño ligeramente mayor que la mitad de Plutón (1.250 km de diámetro).

Su órbita es mucho más circular que la de Plutón y se acerca a 1,8 millones de kilómetros de Neptuno.

Sedna

A más de 13.000 millones de kilómetros se encuentra el objeto más distante jamás visto en la órbita del Sol. Sedna tarda más de 10.000 años en dar una vuelta alrededor del Sol, tras la cual se distancia hasta 130.000 millones de kilómetros de la estrella.

sedna-planeta-enano

Sedna es uno de los objetos más lejanos conocidos del Sistema Solar, que no sean los cometas de período largo.

La superficie de este objeto es similar a la de otros transneptunianos. Está formado por una mezcla de hielo y tolina con metano e hidrógeno congelados.

Su masa y tamaño todavía no se han podido estimar y algunos científicos aseguran que lo podríamos considerar como un planeta enano. Aunque todavía no se ha hecho.

Orcus

Orcus es un objeto del Cinturón de Kuiper descubierto en el año 2004 y desde esa fecha está en la lista de posibles candidatos a ser planetas enanos.

Publicado el

El Goblin, el nuevo planeta encontrado en el Sistema Solar

elgoblin-planeta-enano

El ser humano es por naturaleza un ser de ego, que tiende a pensar que lo sabe todo. Pero en la inmensidad en la que estamos englobados en el espacio, todavía hay muchos secretos que se esconden a nuestro conocimiento. Incluso en nuestro propio Sistema Solar.

En este breve artículo, vas a conocer el último descubrimiento de nuestros científicos en los confines del Sistema Solar.

El nuevo planeta descubierto

Un grupo de científicos ha encontrado el pasado martes 2 de octubre de 2018, un planeta enano cuyo nombre es 2015 TG 387, pero al que han llamado “El Goblin”.

Este planeta se encuentra 2,5 veces más lejos que Plutón del centro de nuestro Sistema Solar. O lo que es lo mismo, 80 unidades astronómicas. Cabe recordar que una unidad astronómica en la distancia entre la Tierra y el Sol.

En busca del Planeta X

Los investigadores se han fijado que su órbita no se acerca lo suficiente a Neptuno, ni a ningún otro planeta gigante como para que la gravedad de este le afecte de una forma notable.

Así, es toda una incógnita saber qué es lo que mantiene en órbita a El Goblin.

El objeto se ha descubierto mientras se investigaba la existencia de otros planetas enanos desconocidos, y del planeta X.

Este estudio es uno de los mayores realizados en nuestra historia para encontrar astros lejanos en el Sistema Solar.

Los objetos que vamos encontrando, son como migas de pan que nos deberían terminar dirigiendo al Planeta X en cuestión.

Igual que Hansel y Gretel, cuantas más migas encontremos, más cerca estaremos de ese misterioso objeto gigante que está alterando la órbita de los objetos del Cinturón de Kuiper. Y así, mejor comprenderemos el Sistema Solar exterior.

Cuando demos con el Planeta X, será un descubrimiento que sin duda redefinirá nuestro conocimiento y comprensión de la evolución del Sistema Solar.

Publicado el

Saturno

Saturno es el segundo planeta más grande y con mayor masa después de Júpiter, y el único del sistema solar que tiene un sistema de anillos visible. Saturno al igual que todos los planetas que están después de Marte, es gaseoso, y se caracteriza por sus brillantes anillos. En la época en la que todavía no había telescopios, Saturno se consideraba el planeta más alejado del Sol ya que era visible a simple vista, y por la falta de tecnología no se podía observar más allá.

Curiosidades de Saturno

Si se mira con detenimiento, Saturno se ve claramente achatada por los polos dado que gira a una velocidad tremenda. Como comentábamos anteriormente, Saturno es uno de los cuatro gigantes gaseosos. Todos estos planetas tienen anillos aunque ninguno de ellos tan visibles como los de Saturno. Su núcleo de roca se encuentra dentro de una gran bola de gas que contiene hidrógeno, helio y metano. Su apariencia clara hace que irradie más calor del que recibe del Sol, al igual que sucede con algunos otros gigantes gaseosos de nuestro sistema solar. Un día en Saturno dura 10,23 horas, esto significa que cada poco más de 10 horas da una vuelta sobre sí mismo, es decir, sobre su eje. Esto implica que un día en la Tierra son algo más de dos en Saturno. Sin embargo no ocurre lo mismo si nos ponemos hablar de la órbita, ya que Saturno se encuentra más lejos del Sol que la Tierra. Lo cual hace que un año en la Tierra son aproximadamente 29,5 años en Saturno. Esta gran bola de gas no sólo tarda mucho más tiempo en dar la vuelta al Sol que la Tierra si no que lo hace a una temperatura muchísimo más gélida. De media en superficie, Saturno se encuentra a -139ºC. Además, es el único planeta del Sistema Solar que tiene una densidad inferior que el agua. esto significa que si Saturno cayera sobre un océano lo suficientemente inmenso como para contenerlo flotaría sobre el transparente líquido.

Las lunas de Saturno

Saturno tiene al menos 62 satélites con órbitas aseguradas. La luna más grande de Saturno es Titán, y es la única de todo el sistema solar qué cuenta con una atmósfera considerable. Los satélites de Saturno se han ido descubriendo poco a poco, de hecho, en el año 2004 fueron hallados 12 nuevos, cuyas órbitas nos hacen pensar qué son partes de objetos mayores que fueron atraídos por la gravedad de Saturno. La sonda Cassini consiguió imágenes en el año 2013 de los anillos más periféricos del planeta, en las cuales se percibían algunas perturbaciones. No fue hasta hace poco cuando se aclaró que se trataba de una nueva luna que se estaba formando y que no media más de un kilómetro.Dicho satélite fue bautizado como Peggy. Entre las 62 lunas, algunas se pueden diferenciar fácilmente, ya que tienen distinta forma, diferente masa, y proceden de distintos lugares. Algunas de ellas son duras, sin embargo otras están cubiertas por un manto de partículas congeladas, hay otras porosas y blandas, y algunas otras tienen valles o incluso grandes cordilleras. Lo que es común a todos y cada uno de este satélites, son los profundos cráteres que las habitan, fruto del impacto de todo tipo de objetos espaciales. Algunos de los satélites de Saturno como Dione y Tetis, se aprecia un claro indicativo de actividad geológica y su superficie  se resquebraja. Otras lunas parece que son cachos de satélites más grandes qué chocaron, se rompieron, y se dividieron para ahora formar otros más pequeños como pueden ser Jano y Epimeteo. Fue a mediados del siglo XVII cuándo Christiaan Huygens vio por su pequeño telescopio la primera luna de Saturno y la llamo Luna Saturni. Este satélite visto por primera vez en 1656 es el que ahora conocemos como Titán. Posteriormente, Giovanni Cassini descubrió cuatro lunas más: Jápeto, Rea, Dione y Tetis. A finales del siglo XVIII, fue William Herschel, quién se sumó a los hallazgos y consiguió observar a Mimas y Encelado. De esta forma, poco a poco se fueron descubriendo más y más lunas del gigante gaseoso. Hasta que, cuando en 1997, se lanzó la misión Cassini Huygens, con el objetivo de investigar los satélites del planeta de los anillos ya se conocían 18 lunas. Esta misión fue todo un éxito y actualmente se conocen 62 satélites que orbitan alrededor de Saturno.

Los anillos de Saturno

Fue Galileo el primero en observar los anillos de Saturno en el año 1610, solo que creyó que eran satélites del planeta, ya que sus aparatos todavía eran muy anticuados. Fue 49 años más tarde cuando Huygens, con un equipo mucho mejor los vio claramente, y no tuvo lugar a dudas de que esos eran los anillos de Saturno y no lunas. Fueron necesarios 200 años más para que Maxwell demostrara con fórmulas matemáticas, que esos anillos que se observan por el telescopio, estaban formados por partículas. Antes de este año, en 1859, se creía que eran sólidos. Sin embargo, en 1850 Edouard Roche ya había hecho una aproximación, mientras estudiaba el efecto de la gravedad de los planetas sobre y sus satélites. Y estimó que cualquier material que se encontrara más cerca que 2,44 veces el radio del planeta que orbita, no se podía juntar para hacer un cuerpo sólido, ya que sino se rompería. Y lo mismo sucedería con cualquier cuerpo sólido de por sí, que traspasase esa barrera. Se desquebrajaría fruto de la gravedad del planeta. Podemos llegar a saber la composición de los anillos de Saturno por los restos de cometas y asteroides que nos llegan a la Tierra. El tamaño de los elementos que forman estos anillos es muy variable. Pueden encontrarse desde partículas del tamaño de un grano de arena, a otras más grandes que una casa. Gran parte del material que forma estos elementos que forman los anillos de Saturno es hielo. Además, podemos saber la que son elementos bastante jóvenes porque, si así no lo fueran, estarían completamente oscurecidos por el polvo estelar y no brillarían. Entonces, este brillo que emiten nos confirma que se trata de partículas jóvenes.

¿Cómo ver Saturno por un telescopio?

Observar fotos reales de Saturno visto desde la Tierra es una maravilla. Sin embargo, quizás no sabías que no es necesario un gran telescopio para ver Saturno con tus propios ojos. De hecho, con la ayuda de unos simples prismáticos astronómicos de 10×50, puedes llegar a diferenciar los anillos del planeta, así como sus lunas mayores como puede ser el caso de Titán. Cualquier aficionado a la astronomía puede disponer de un telescopio de 70mm con el que se puede ver con sorprendente nitidez cualquier planeta como Marte, Júpiter o Saturno, así como la Luna o algunas lunas de los planetas mencionados. Está claro que con este tipo de aparatos, no lograrás la calidad del telescopio Hubble para ver el universo. Pero podrás, si observas desde un lugar oscuro y sin contaminación, ver elementos cercanos del espacio con tus propios ojos.