Publicado el

La Nube de Oort: La frontera del Sistema Solar

asteroides-nube-de-oort
La Nube de Oort: La frontera del Sistema Solar
5 (100%) 12 vote[s]

nube-de-oort-sistema-solar

Es probable que en algún lugar hayas oído hablar de la Nube de Oort, pero no tengas demasiado claro a qué se refiere. En este artículo vas a poder conocer en profundidad todo lo que significa que esta región en el espacio exista.

Qué es la Nube de Oort

La Nube de Oort es una gigantesca esfera situada en los límites del Sistema Solar. Está repleta de asteroides, cometas y demás objetos transneptunianos que orbitan el Sol. Tiene un tamaño de, aproximadamente, un año luz. Los cuerpos más alejados del Sol, dentro de la nube, están tan alejados que apenas llegan a recibir la influencia gravitatoria del Sistema Solar.

Características

nube-de-oort

Aunque en realidad su tamaño no está del todo definido, los científicos sí han llegado a la conclusión de que, la Nube de Oort, debe albergar varios billones de cuerpos de más de un kilómetro de diámetro.

La forma esférica de la que se habla, está determinada por la región exterior de la nube. Esta parte se encuentra poco ligada al Sol, y de allí proceden la mayoría de los cometas de período largo. Se estima que debe poseer 100 veces menos objetos que la región interior de la nube.

Cómo se descubrió

cometa-nube-de-oort

Erns Öpik fue el primero en considerar, allá por los años 30 del siglo XX, que los cometas que se acercaban al sol debían haberse formado dentro de una gran nube mucho más lejos. Fue en 1950, cuando el astrónomo Jan Oort, postuló su propia teoría. Los meteoritos no podían haberse originado cerca de la trayectoria que describían hacia el Sol. Puesto que, si su superficie se evapora al acercarse al astro, es lógico pensar que se tienen que haber formado en algún lugar mucho más alejado y frío.

Pero todo esto es teoría…

La Nube de Oort no ha podido ser observada. No la hemos visto. Pero Oort, dedujo su forma esférica, a partir de las diversas direcciones de las que procedían los cometas que hemos podido observar desde la Tierra.

Que contiene la Nube de Oort

nube-de-oort-distancia

Se cree, que los objetos que componen la Nube de Oort, fueron ahí depositados en épocas muy primigenias del Sistema Solar. De hecho, se debieron formar muy cerca del Sol. Sin embargo, la gravedad de los planetas gigantes, debió alterar la órbita de estos objetos. Hasta ubicarlos en la zona que se encuentran actualmente.

Para medir las distancias, hay que tener en cuenta que, 1 unidad astronómica es la distancia que separa la Tierra del Sol. Entonces, una unidad astronómica es igual a 149,598 millones de kilómetros (aproximadamente)

Por tanto, se pueden distinguir dos zonas en la nube de Oort.

  • Nube de Oort interior: Mide entre 2.000 y 20.000 UA (Unidades Astronómicas). En esta zona con forma de disco, se encuentran los objetos más relacionados con la órbita del Sol.
  • Nube de Oort exterior: Mide entre 20.000 y 50.000 UA. Son los objetos más alejados que están afectados por la gravedad del Sol. Aunque también se ven atraídos por otras estrellas, y la marea galáctica. Estos objetos de órbita amplia son los que dan la forma esférica a la nube.

De qué está formada

nube-de-oort-transneptunianos

Los meteoritos, cometas, asteroides y demás objetos transneptunianos que forman la nube, están compuestos principalmente por hielo, metano y amoníaco. Los astrónomos creen que cometas como el Halley, se formaron allí, al igual que algunos centauros y cometas de Júpiter.

La exploración de la Nube de Oort

nube-de-oort
Crédito: NASA Ames/W Stenzel; SETI Institute/D Caldwell

Hasta ahora, no hemos podido ni siquiera llegar con una sonda hasta este lugar de las afueras de nuestro Sistema Solar. La sonda Voyager 1, que es la que más lejos hemos enviado hasta la fecha, todavía tardaría unos 300 años en llegar hasta allí. Y 30 mil más en atravesarla. Es evidente que en esa fecha ya habrá dejado de transmitir información, y estará totalmente inutilizada.

Por ello, el misterio entorno a esta región de las afueras del Sistema Solar, de momento continuará presente, mientras no desarrollemos la tecnología necesaria para llegar hasta allí. O para poder observar mejor sus condiciones desde la Tierra.

Nube de Oort y cinturón de Kuiper asteroides-nube-de-oort

Tiende a existir una cierta confusión para el astrónomo inexperto, a la hora de hablar de la Nube de Oort y del Cinturón de Kuiper. Muchos suelen confundirlos, o incluso llegan a decir que son lo mismo.

Pero no es así.

El Cinturón de Kuiper es la región del Sistema Solar que está más allá de Neptuno. De hecho, si el último planeta del Sistema Solar no hubiese existido, habría sido posible que los objetos que forman esta región, se hubiesen juntado y formado un nuevo planeta. Pero la gravedad de Neptuno lo evitó.

Fue Gerard Kuiper, quien en los años 50, planteó la posibilidad de que hubiese una región más allá de Neptuno, de donde procedían los cometas que llegaban a la Tierra. Los astrónomos sabían que los cometas debían proceder de algún lugar, pero no tenían claro cuál, ya que sólo se tenía conocimiento de la existencia de Plutón.

A día de hoy, hemos identificado a más de 1.000 objetos en el Cinturón de Kuiper. Algunos son pequeños planetas helados como Plutón, e incluso tienen sus propias lunas. Se cree, que podría llegar a haber 100 veces más objetos de los que se han identificado ahí.

Pero todo esto no explica nada.

La principal diferencia entre el Cinturón de Kuiper y la Nube de Oort, es la distancia con el Sol. Makemake, que es uno de los pequeños planetas helados que hay en esta región se encuentra a 45 UA (unidades astronómicas) del Sol. Esta distancia, es relativamente baja en comparación a la Nube de Oort, que comienza en 2.000 UA en su región interior.

El tamaño de la Nube de Oort es muchísimo más grande que el del Cinturón de Kuiper.

 

Efecto de marea de la Vía Láctea sobre la Nube de Oort

nube-de-oort-cometa

Este efecto, es el que explica por qué los cometas se dirigen hacia el Sol desde un lugar tan lejano como la Nube de Oort.

El efecto es semejante al que sucede con la Tierra y la Luna. Es sabido que la fuerza gravitatoria que ejerce la Luna sobre nuestro planeta, levanta las mareas, y las baja, en función de la posición de la Luna sobre la Tierra. De modo que, en el momento en el que el Sol y la Luna se alinean sobre la Tierra, la fuerza gravitatoria es mayor, y las mareas crecen más.

Lo mismo sucede con la Nube de Oort y la Vía Láctea. El centro de nuestra galaxia, actúa sobre la Nube, de forma similar a la que lo hace nuestro satélite sobre los mares. De esta forma va generando deformaciones, al tirar de algunos objetos de la nube. Estos objetos transneptunianos, reciben cada vez una menor fuerza gravitatoria del Sol, pero continúan orbitándolo, ya que, siguen sintiendo una leve fuerza.

Esta pequeña fuerza es la que provoca que, al igual que sucede con los mares, la atracción se vea alterada, y algunos cuerpos celestes escapen de su órbita normal en la nube, y se dirijan hacia el Sol.

Aquí tienes este vídeo por si te has quedado con ganas de más.