Publicado el Deja un comentario

Galaxia elíptica

 

 

¿Has oído hablar alguna vez de las galaxias elípticas? Son imposibles de observar a simple vista desde la Tierra, y en su peculiar forma, se encuentran notables diferencias con respecto a la galaxia espiral en la que nosotros vivimos.

Qué es una galaxia elíptica

Las galaxias elípticas se caracterizan por no tener una forma perfectamente definida, al contrario que las galaxias espirales que se distinguen por sus brazos. La dificultad a la hora de intuir su forma elíptica no quita que su eje sea estrecho y lo dote de esa apariencia que lleva su nombre. Este tipo de galaxias suelen estar compuestas por estrellas más viejas, y a menudo se encuentran en cúmulos de galaxias.

Este tipo de elementos tienen, por lo tanto, pocos rasgos distintivos en los que fijarse y suponen en torno al 15% de las galaxias del universo. Y son este tipo de galaxias las más grandes que se han descubierto. Este hecho no excluye que también existan galaxias elípticas pequeñas.

Imágenes de la galaxia elíptica

Aquí tienes la mejor galería de fotos de las galaxias elípticas más bonitas y extrañas del universo.

Haz clic en la imagen o en su nombre para verlas en alta resolución:

Cómo se forma una galaxia elíptica

Cabe recalcar que en este tipo de galaxias, no se forman nuevas estrellas, si no que el nacimiento de estos astros finalizó con la explosión inicial que dio origen a la galaxia.

Existen varias formas por medio de las que puede surgir una galaxia elíptica. Una de ellas, implica la fusión entre galaxias. Esto quiere decir que varias galaxias pequeñas chocan entre si y quedan unidas, constituyendo así una nueva galaxia mucho mayor.

Los astrónomos creen que en las zonas más próximas al núcleo de una galaxia elíptica, se encuentran agujeros negros supermasivos alrededor de los cuales gravitan todos los elementos de la galaxia. Las galaxias elípticas esconden en su interior, tras su forma a primera vista sencilla, complicados y brutales sucesos ocurridos hace miles de millones de años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *